Apertura. Revista de innovación educativa‏
Apertura 15

Uso de las TIC e internet dentro y fuera del aula

Carlos Arturo Torres Gastelú

Universidad Nacional Autónoma de México

Luis Alfredo Valencia Avilés

 

RESUMEN

El objetivo de este documento es mostrar la percepción de alumnos del sexto año de primaria del grado de incorporación de las tecnologías de la información y la comunicación (TIC) dentro del aula y fuera de ella. Se aplicó una metodología cuantitativa basada en la replicación del instrumento propuesto por Sigalés y Mominó (2009). La muestra con significancia estadística estuvo formada por 1 382 alumnos del municipio de Veracruz. Para el procesamiento de los datos, se aplicó estadística descriptiva. Los resultados de la percepción de los niños indican que existe escasa utilización de las TIC e internet en el aula. Mantienen un nivel bajo de uso de internet con una media de dos o tres veces de manera mensual. Sus mayores habilidades y conocimientos se concentran en el uso de internet; en tanto sus preferencias se orientan a actividades de ocio y socialización, aunque reconocen a las TIC e internet como un medio para recabar información sobre temas de su interés.

Palabras clave:

Uso de las TIC, internet, primarias públicas, Veracruz, brecha digital.

 

INTRODUCCIÓN

A pesar de que hay un porcentaje creciente de menores de edad que pueden considerarse adeptos a la tecnología y que están permanentemente conectados (OCDE, 2012), al menos en los países miembros de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), no existe un solo perfil que defina a estos niños; es decir, aunque el uso y la conectividad estén presentes, hay variaciones respecto al grado de conexión que los caracteriza.

La OCDE (2012) propone una serie de indicadores para medir la intensidad y variedad de uso de la tecnología y el grado de conexión, que son aplicables incluso en países con un alto grado de conectividad y uso de las TIC. Los indicadores propuestos para medir la brecha digital son: acceso a computadoras e internet; tiempo dedicado a internet; tipo de actividades que realizan los niños por edades mientras están en línea; lugar donde se establece la conexión a internet; y actividades llevadas a cabo en internet más populares.

También estos indicadores auxilian en la medición sobre el proceso de incorporación de las TIC en la educación escolar. Consideran dos rubros: lo que ocurre dentro del aula y lo que acontece en la vida cotidiana de los estudiantes; es decir, fuera del aula. Un estudio previo que incorpora estos rubros fue el de Sigalés y Mominó (2009), cuyo propósito fue comprender cómo incorporan las TIC los distintos actores de la comunidad escolar y qué uso les dan en escuelas primarias españolas.

Tomando en cuenta los instrumentos aplicados en España, se decidió adecuarlos para su replicación en tres municipios veracruzanos: Veracruz, Boca del Río y Medellín. El proyecto de investigación denominado "Incorporación de las TIC en escuelas primarias públicas" incluyó a tres de los actores del proceso educativo: alumnos, directivos y docentes. Sin embargo, en este documento se presentan los resultados del municipio de Veracruz y se considera sólo al actor alumno en cumplimiento de los dos rubros analíticos seleccionados: uso de las TIC e internet dentro y fuera del aula.

 

LA INCORPORACIÓN DE LAS TIC DENTRO Y FUERA DEL AULA

La actual incorporación desigual de las TIC en la sociedad ha provocado diferencias en las oportunidades de desarrollo entre grupos de poblaciones, al establecer una distancia entre las que tienen acceso a ellas y las que no (brecha digital).  De acuerdo con la UNESCO (2005), la brecha digital es la separación que existe entre las personas que utilizan las TIC como parte rutinaria de su vida diaria y las que no tienen acceso a ellas, o bien, no saben cómo usarlas.

Uno de los mecanismos para combatir la brecha digital consiste en el desarrollo de competencias en cada uno de los agentes que intervienen en el proceso educativo. La UNESCO, cita Argudín (2001), expresa que es necesario propiciar el aprendizaje permanente y la construcción de las competencias adecuadas para contribuir al desarrollo cultural, social y económico de la sociedad de la información, que se cimenta en el capital humano apoyado sustancialmente por las nuevas tecnologías.

En la actualidad, los niños de las escuelas primarias públicas en México se enfrentan al reto de un desarrollo de competencias digitales equilibrado, que les van a permitir desenvolverse en un entorno en donde aumenten las habilidades, destrezas y conocimientossobre las TIC. De hecho, el uso de éstas se encuentra presente en la vida cotidiana de los niños en diversas formas, entre las cuales destacan los teléfonos celulares, videojuegos, computadoras, tabletas y dispositivos mp3/mp4. De igual modo, el acceso a internet como medio de contactar con otros a través de conversaciones en salas de chat, mensajería instantánea  o en redes sociales, como Facebook y Twitter.

Por su parte, Somekh (2007) insiste en que las TIC deben ser integradas al proceso de enseñanza, con la participación de los docentes en debates acerca de la pedagogía; algo que en ellos describen como "un paso inusual". Asimismo, internet es el mayor causal de encuentro multicultural y la coincidencia tecnológica más grande de todos los tiempos (Alonso y Gallego, 2003).

Para Lázaro y Gisbert (2006),  la integración de las TIC va más allá de acercar las computadoras y demás equipos tecnológicos a las aulas o al alumnado; establecen, además, que dicha implantación total debe pasar por la sistematización de su uso y por diseñar e implementar proyectos curriculares en los que estas tecnologías estén presentes. Siendo así, se debe procurar tener en cuenta la correcta administración de las TIC por parte de la población escolar.

En el contexto escolar, la incorporación de las TIC implica de modo necesario un cambio en el paradigma pedagógico. Se requiere pasar de un modelo educativo centrado en la enseñanza a otro que gire en torno al aprendizaje. Esto es aún más evidente cuando se integra internet en los procesos educativos como nuevo medio para acceder a la multiplicidad de fuentes de información ubicadas en la red global (Andión, 2010).

Internet es, después de la televisión, el medio de comunicación de mayor influencia en niños y jóvenes. Es una excelente herramienta de comunicación, educativa y productiva que permite a niños y jóvenes aprender, investigar, buscar información o comunicarse con familiares o amigos (Black, Besare & Schlosser, 1999).

Tal ha sido el impacto de internet que para los niños y adolescentes iberoamericanos estar “desconectado” o no tener acceso significa estar “muertos”, socialmente hablando. La encuesta de  la Asociación Mexicana de Internet (AMIPCI, 2011), acerca de los hábitos de los usuarios, revela que 92% de los niños y adolescentes mexicanos consideran a internet un medio de comunicación indispensable para ellos.

Al mismo tiempo, diversas investigaciones (Roschelle et al., 2000; Selwyn & Bullon, 2000; Ruthven, Hennessy y Deaney, 2005; Passey, 2006; Tondeur, Braak & Valcke, 2005) tienen como objeto de estudio el uso educativo de las tecnologías en la educación escolar. En este sentido, muchos ven en las TIC una avenida para liberar la educación formal de los confines del aula y no sólo como una oportunidad para desarrollar una educación más personalizada que responda a las características e intereses de cada alumno (OCDE, 2005).

Sin embargo, la lenta adopción y el uso limitado de las nuevas TIC en la mayoría de los salones de clase alrededor del mundo (OCDE, 2005) es un ejemplo prototípico de la dificultad y complejidad de la introducción de cambios fundamentales en los sistemas educativos.

Además, hay que considerar que tanto los alumnos como las alumnas en la educación primaria poseen un lenguaje digital de las computadoras, videojuegos e internet mayor a los docentes, principalmente como herramientas para socializar; se convierten, así, en lo que Prensky (2001) denomina nativos digitales; al contrario, los catedráticos fungen como inmigrantes digitales al necesitar adecuarse a los cambios tecnológicos.

En la literatura existen estudios (Lázaro y Gisbert, 2006; Marqués, 2001) que se han concentrado en el proceso de integración de las TIC en la educación escolar, y abordan principalmente parámetros de carácter tecnológico. Han analizado el recuento de la infraestructura en equipo y conectividad que tienen las escuelas, así como el incremento en el acceso a la tecnología. Sin embargo, no nos explican en qué medida se están incorporando las TIC a las actividades principales de la educación escolar (por ejemplo, los usos pedagógicos que predominan, o bien, los usos de las TIC para la resolución de problemas, entre otros) para enriquecerla e impulsarla. Tampoco se encontraron estudios en el contexto mexicano que traten los dos rubros del interés de esta investigación: qué hacen los niños de primaria dentro y fuera del aula.

 

PREGUNTAS DE INVESTIGACIÓN

  • ¿Qué opinión tienen los alumnos del sexto año de primaria respecto a las TIC e internet dentro y fuera del aula?
  • ¿Cuáles son los conocimientos y habilidades informáticas básicas que poseen los alumnos?
  • ¿De qué forma los alumnos están incorporando las TIC e internet en clase?
  • ¿Cuáles son los principales lugares de acceso a internet?
  • ¿Cuáles son las principales actividades que realizan los alumnos con la computadora e internet fuera del aula?
  • ¿Cuáles son los modos de conexión a internet en el hogar?

 

METODOLOGÍA

Se realizó un estudio descriptivo con una metodología cuantitativa. La población en estudio cumple con el criterio de inclusión de que sean alumnos del sexto grado de las escuelas primarias públicas participantes del municipio de Veracruz. El criterio de exclusión referente al resto de la población estudiantil se sustenta en dos aspectos. El primero tiene que ver con las limitaciones de los recursos humanos y económicos para aplicar a todos los grados escolares. El segundo se sustenta en considerar el último grado de estudios, puesto que la mayoría de los programas de apoyo educativo en TIC, como Enciclomedia, se han enfocado a quinto y sexto grado.

Se utilizó un muestreo probabilístico considerando las escuelas públicas que existen en el municipio de Veracruz. La población encuestada estuvo conformada por 1 382 estudiantes encuestados (730 mujeres y 652 hombres), repartidos en 58 planteles educativos; la edad promedio fue doce años con un mínimo de diez años y un máximo de diecisiete. El medio de aplicación de la encuesta fue presencial.
 
El grado de confiabilidad y validez del instrumento se sustenta en el referente metodológico realizado por Sigalés y Mominó (2009). Con el fin de corroborar la eficacia del instrumento, se aplicó el método Alfa de Cronbach y se obtuvo un coeficiente aceptable (.855). Las dimensiones de estudio que comprende dicho instrumento son: conocimientos sobre las TIC en internet; internet en horas de clases; las TIC en la vida cotidiana; e internet en casa. En la mayoría de los cuestionamientos se aplicó una escala Likert que variaba de acuerdo con la dimensión y cubría los grados de conocimiento, de frecuencia de uso y de aceptación. En total, 89 fue el número de ítems que comprende el instrumento cuantitativo.  

 

RESULTADOS

Los niveles de interacción que se presentan en la participación de los estudiantes en actividades de aprendizaje en los foros de Moodle se ubican en los primeros tres niveles del modelo de Gunawardena, Lowe y Anderson (1997): clarificación de términos, enunciados de acuerdo y corroboración de ejemplos. Lo anterior permitirá ubicar los niveles de la participación de los estudiantes en el modelo estudiado y dar una interpretación de ésta.

El análisis de las percepciones del alumnado acerca del uso de las TIC dentro y fuera del aula se abordan por secciones en consideración a las dimensiones propuestas que la comprenden: conocimientos sobre las TIC e internet; internet en horas de clases; las TIC en la vida cotidiana; e internet en casa. A continuación, se muestran los resultados globales de cada una de las dimensiones.

 

Conocimientos sobre las TIC en internet

En esta sección se consideraron las habilidades básicas mínimas que debiera poseer cada estudiante en el uso de las TIC e internet (UNESCO, 2005). En la tabla 1 se muestran los porcentajes globales referentes a los conocimientos de los niños y las niñas respecto a las TIC e internet. Se puede visualizar que en las categorías: abrir un archivo o documento, utilizar un buscador de internet para buscar información, descargar un archivo de internet y enviar un correo electrónico expresaron poseer mayores habilidades; la opción Puedo hacerlo yo solo fue la de mayor incidencia, mientras que las demás categorías muestran valores bajos, sobre todo en lo concerniente a las nociones básicas en TIC (crear una base de datos, crear una hoja de cálculo, crear una presentación e instalar/desinstalar un programa, y diseñar o modificar de páginas web o blogs).

 

Tabla 1. Conocimientos sobre las TIC en internet.


Categorías

No sé qué es/qué significa

Sé qué es, pero no sé hacerlo

Puedo hacerlo con la ayuda de alguien

Puedo hacerlo yo solo

Abrir un archivo o documento

7

9

24.2

59.8*

Imprimir un documento

4.3

11.1

30

54.6

Instalar/desinstalar un programa

14.4**

20.8

33.6

31.2

Crear un documento de texto

16.1

12.2

22.1

49.6

Crear una presentación

19**

16.1

31.2

33.7

Crear una hoja de cálculo

27.6**

19.5

32.6

20.3

Crear una base de datos

32.6**

19.1

29.5

18.9

Utilizar un buscador de internet para buscar información

5.6

4.6

16.6

79.2*

Descargar un archivo de internet

7

10.1

24.1

58.8*

Enviar un correo electrónico

4.6

10.6

16.4

68.5*

Utilizar un programa de mensajería instantánea

10.8

11.9

23

54.3

Publicar contenidos en internet

13.4

17.7

36.7

43.2

Diseñar o modificar páginas web o blogs

20.5

27.1

30.9

21.6

* Porcentajes más altos
** Valores más bajos

 

En cuanto a la antigüedad en el uso de internet de la población estudiada, 63.1% reportaron tener más de dos años navegando en la Web; 27.6% la han utilizado entre dos años o menos, mientras que 9.3% no han tenido contacto con internet.
 
Por otro lado, en lo concerniente al centro de aprendizaje en el cual se apoyaron para manejar internet, el alumnado colocó en primer lugar Con ayuda de mi familia (46.7%), le siguió He aprendido por mi propia cuenta, Con ayuda de mis amigos, En la escuela y, por último, En una academia de informática; así se muestra claramente la necesidad de incrementar la enseñanza de TIC e internet en los centros escolares.

Contrastando los resultados de este estudio con Sigalés y Mominó (2009), se evidencia que la población española es más autodidacta que el alumnado mexicano, además de poseer mayor experiencia en el uso de la Red. Sin embargo, en ambos estudios se manifiesta mayor conocimiento en el uso de la Red que en la paquetería básica de Microsoft office.

Respecto a los servicios web, el alumnado encuestado coincidió con la mayor incidencia en Correo electrónico, seguido de las redes sociales, en tercer puesto el Messenger y en último lugar con poco uso las páginas web o blogs personales; la antigüedad de uso más usual fue Más de tres años y la frecuencia más común, Todos los días. El principal uso de las redes sociales fue el chat (55.6%),  le siguió realizar tareas (44.4), luego ver fotos (30.8) y, por último, socializar (30.6). Estas preferencias denotan la incursión de este tipo de recursos en el proceso colaborativo al realizar trabajos escolares, por considerarse un medio gratuito, rápido y confortable para la organización en equipo. Sin embargo, habría que profundizar en su repercusión en la construcción de una competencia de colaboración en línea.

 

Internet en horas de clases

En lo que refiere al empleo de internet con los profesores en horas de clase, la gran mayoría de las alumnas y los alumnos indicaron no hacer uso de él en horario escolar. Al cuestionar el motivo por el cual no se conectaban a la Red, el alumnado indicó la carencia de computadoras conectadas a internet como el principal causal (66.1%), aunque también señaló la restricción a usar las computadoras en horas de clase (33.9).
 
La figura 1 muestra en detalle el carente uso de las computadoras e internet en distintas actividades escolares cuando se encuentra el profesor y compañeros de clases.

 

Figura 1. Uso de la computadora e internet en horario de clases.

 

De acuerdo con las evidencias presentadas en la figura 1, se denota que la variable demográfica género no juega un papel significativo en esta dimensión, debido a que, sin importar el sexo del alumno, el uso de las TIC e internet en el proceso enseñanza-aprendizaje dentro del aula es escaso. En contraste, el estudio de Sigalés y Mominó (2009), si bien aún hay un porcentaje considerable que no utiliza las TIC e internet en las aulas (uno de cada cuatro alumnos), el grado de uso es mayor que en la población estudiantil encuestada.

 

Las TIC en la vida cotidiana

Las evidencias señalan que la mayoría del alumnado del sexto año de escuelas primarias públicas encuestadas en el municipio de Veracruz optó por Desde la casa (59.8%) como el punto de acceso a internet más frecuente (ver tabla 2). Esto coincide con los resultados obtenidos en el estudio “Hábitos de los usuarios de internet en México” (AMIPCI, 2011); en éste se advierte que los estados más conectados son: Estado de México, Distrito Federal, Jalisco, Veracruz y Nuevo León, en ese orden. En 2011, Veracruz contaba con 7.6 millones de usuarios de internet.

 

Tabla 2. Principales puntos de conexión a internet.


Punto de acceso

Porcentaje de respuesta por punto de acceso

Nunca

De una a tres veces al mes

Dos o más veces a la semana

Desde mi propia escuela o instituto, fuera de las horas de clase.

75.4

10.6

14

Desde casa.

26.7

13.5

59.8

Desde casa de algún amigo o familiar.

37.5

33.9

28.6

Desde una biblioteca o centro cívico.

81.2

11.1

7.7

Desde un cibercafé o una academia.

53.9

25.4

20.7

 

Por otra parte, al cuestionar al alumnado acerca del tipo de actividades que desarrollaban empleando computadoras e internet en su vida cotidiana, las opciones de mayor incidencia resultaron: comunicarse con amigos o familiares (55%); bajar música, películas, juegos u otros programas (51.4); búsqueda de información pertinente para las asignaturas (50.9); y participar en redes sociales (50.6). En la tabla 3 se muestran los porcentajes globales obtenidos.

 

Tabla 3. Actividades usando computadoras e internet.

    

Tabla 3. Actividades usando computadoras e internet.

 

Actividad

 

Frecuencia de uso de computadora e internet

Porcentaje de respuesta por actividad

Nunca

De una a tres veces al mes

Dos o más veces a la semana

Buscar información para mis asignaturas

19.2

29.9

50.9*

Colaborar con otros compañeros para hacer trabajos de mis asignaturas

40.8

27.7

31.5

Enviar preguntas o recibir respuestas de mis profesores

68.5**

15.5

16

Preparar trabajos o hacer deberes con una computadora

30.8

29.5

39.7

Comunicarme con amigos o familiares

26.7

18.3

55*

Participar en foros o debates sobre temas que me interesan

58.2**

16.8

25

Buscar información sobre temas que me interesan

26

30.3

43.7

Leer periódicos revistas digitales

55.9**

21.9

22.2

Escuchar programas de radio o Podcast

57.9**

19.1

23

Leer mis blogs favoritos

39.9

22

38.1

Compartir fotos, vídeos u otro tipo de archivos que yo mismo he creado

45

17.7

37.3

Bajar música, películas, juegos u otros programas

24.2

24.4

51.4*

Jugar en línea con otros amigos

30

20.8

49.2

Participar en redes sociales

34.2

15.2

50.6*

     * Porcentajes globales más altos.
**Porcentajes globales de mayores ponderaciones negativas.

     * Porcentajes globales más altos.
**Porcentajes globales de mayores ponderaciones negativas.

 

En tanto las actividades de menor realización fueron: enviar o recibir respuestas de mis profesores (68.5%), participar en foros o debates sobre temas que me interesan (58.2), escuchar programas de radio o Podcast  (57.9) y leer periódicos o revistas digitales (55.9).

 

Internet en casa

Respecto al uso de internet y computadoras en el hogar, los resultados revelan que únicamente 66.7% del alumnado poseen computadora. Por otro lado, 59.9 de los estudiantes cuentan con acceso a internet desde su hogar (14.2 banda ancha y 45.7 de alta velocidad).

En la figura 2 se muestra la frecuencia de conexión a internet de las madres y los padres de los alumnos encuestados. Asimismo, se encontró que sólo 56.3% de los niños y niñas tenían permiso para utilizar las computadoras en su casa; la habitación (30.7) y otros espacios de la casa (31%) fueron los sitios donde se hallaban colocadas con mayor frecuencia.

 

Figura 2. Frecuencia con que los progenitores se conectan a internet.

 

Respecto a las normas familiares para el uso de internet dentro del hogar, se instó a los chicos y chicas acerca de la existencia de dichas normas; 38.8% de ellos expresaron estar bajo ciertas reglas. En la figura 3 se detallan los porcentajes obtenidos en cada una de las opciones.

 

Figura 3. Normas que los progenitores establecen para conectarse a internet.

 

En un estudio español intitulado “Menores y acceso a internet en el hogar: las normas familiares” (Sureda, Comas y Morey, 2010) se encontró que 36.6% de los menores entre seis y catorce años afirmaron mantener normas en el hogar; fueron comunes las referentes a las limitaciones temporales de uso y a las páginas en las cuales podían navegar.

En la tabla 4 aparecen los porcentajes obtenidos a partir de las percepciones de los alumnos y alumnas referentes a la implementación de las computadoras e internet.

 

Tabla 4. Opiniones del alumnado respecto a las computadoras e internet.


Categorías

Percepción uso computadora e internet

Porcentaje de respuesta

Desacuerdo

Neutral

De acuerdo

Me interesa mucho todo lo que puedo hacer con las computadoras e Internet

15

12.1

72.9

Con Internet me relaciono más con  mis amigos y amigas

20.8

12.4

66.8

Con Internet he podido conocer nuevos amigos o amigas

30.3

16.9

52.8

La mayoría de cosas que hay en Internet no me interesan

41

23.9

35.1

Utilizar Internet es muy fácil

12.9

15

72.1

Mis padres creen que es muy importante que yo aprenda a utilizar

las computadoras

16.2

17.1

66.7

A mis padres no les gusta que navegue por Internet

51.4

20.3

28.3

En Internet casi siempre encuentro la información que necesito

12.4

9.9

77.7

Con Internet me resulta más fácil hacer bien los deberes

21

16

63

Desde que utilizó Internet saco mejores notas

29.1

27.6

43.3

Con las computadoras y con Internet se aprende mejor

21.4

22

56.6

La mayoría de cosas que hacemos en clase con las computadoras y con Internet

se podrían hacer igualmente si no tuviéramos ni computadoras ni Internet

41.7

20.5

37.8

Saber utilizar bien Internet y las computadoras me será imprescindible

para poder continuar estudiando y en el futuro para encontrar un buen empleo

15.4

14.8

69.8

 

En general, cada una de las categorías reflejó valores positivos en las percepciones de la implementación de las computadoras e internet, lo cual demuestra que los niños y las niñas están a favor de la utilización de las TIC e internet en su vida cotidiana tanto en el ámbito escolar como en su vida diaria.

 

CONCLUSIONES

Las evidencias reflejan que los niños de las escuelas primarias públicas veracruzanas poseen un escaso conocimiento en nociones básicas en TIC, aunque mayores habilidades en la utilización de internet. Los encuestados, en su mayoría, lo han utilizado por lo menos desde hace dos años principalmente como medio de comunicación entre familiares y amigos mediante chats o mensajería instantánea.

Se identificó la ausencia en la incorporación de las TIC e internet a clase; esto, debido al escaso, por no decir nulo, inventario tecnológico de la mayoría de los centros educativos visitados, lo que ocasiona que la familia y los amigos sean el principal medio de adquisición de conocimientos en TIC e internet.

Respecto al uso de las TIC e internet en sus vidas cotidianas, el alumnado prefiere conectarse a internet desde su casa en lugar de hacerlo en una biblioteca, centro cívico o cualquier otra instalación de su escuela. Las percepciones de los niños reportan un denotado interés en el uso de internet con fines de entretenimiento y socialización, que permanecen en primer término, aunque se identificó un aprovechamiento en las capacidades que las TIC e internet les ofrecen para recabar información sobre ciertas temáticas.

En lo que concierne a la relación del alumnado respecto a las TIC e internet en el hogar, se encontró que existe supervisión por parte de los padres, así como normas que detallan las pautas para usar la computadora e internet en casa.

 

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

Alonso, C. y  Gallego, D. (eds.) (2003). Informática y praxis educativa. Madrid, España: UNED.

AMIPCI (2011). Hábitos de los usuarios de internet en México 2011. Recuperado de http://amipci.org.mx

Andión, M. (2010). Equidad tecnológica en la educación básica: criterios y recomendaciones para la apropiación de las TIC en las escuelas públicas. Reencuentro, núm. 59, pp. 24-32.

Argudín, Y. (2001). Educación basada en competencias. Nueva Época, núm. 6, pp. 1-15.

Black, D., Belsare, G. & Schlosser, S. (1999). Clinical features, psychiatric comorbidity, and health-related quality of life in persons reporting compulsive computer use behavior. The Journal of Clinical Psychiatry, vol. 60, núm. 12, pp. 839-44.

Lázaro, J. y Gisbert, M. (2006). La integración de las TIC en los centros escolares de educación infantil y primaria: condiciones previas. Pixel-Bit. Revista de medios y educación, núm. 28, pp. 27-34.

Marqués, P. (2001). Impacto de las TIC en el mundo educativo. Funciones y limitaciones de las TIC en educación. En J. Majó y P. Marqués. La revolución educativa en la era de internet. Barcelona, España: CissPraxis.

OCDE (2005). Education policy analysis 2004, chapter 2. Getting returns from investing in educational ICT (pp. 48-73). París, Francia.

_____(2012).  Connected Mind: Technology and Today´s Learners, Educational Research and Innovation, OECD Publishing. Recuperado de http://dx.doi.org/10.1787/9789264111011-en

Passey, D. (2006). Technology enhancing learning: analyzing uses of information and communication technologies by primary and secondary school pupils with learning frameworks. The Curriculum Journal, vol. 17, núm. 2, pp. 139-166.

Prensky, M. (2001). Nativos digitales, inmigrantes digitales. On the Horizon, vol. 9, núm. 5. Recuperado de http://www.marcprensky.com/writing/

Roschelle, J. et al. (2000). Changing how and what children learn in school with computer-based technologies. The Future of Children, vol. 10, núm. 2, pp. 76-101.

Rutven, K., Hennessy, S. & Deaney, R. (2005). Incorporating internet resources into classroom practice: pedagogial perspectives and strategies of secondary-school subject teachers. Computers & Education, núm. 44, pp. 1-34.

Selwyn, N. & Bullon, K. (2000). Primary school children’s use of ICT. British Journal of Educational Technology, vol. 31, núm. 4, pp. 321-332.

Sigalés, C. y Mominó, J. (2009). TIC e innovación en la educación escolar española: estado y perspectivas. España: Editorial Telos.

Somekh, B. (2007). Pedagogy and learning with ICT. Researching the art of innovation. Great Britain, Londres: Routledge Taylor and Francis Group.

Sureda , J., Comas, R. y Morey, M. (2010). Menores y acceso a internet en el hogar: las normas familiares. Comunicar, vol. XVII, pp. 135-143.

Tondeur, J., Braak, J. & Valcke, M. (2007). Towards a typology of computer use in primary education. Journal of Computer Assisted Learning, vol. 23, núm. 3, pp. 197-206.

UNESCO (2005). Hacia las sociedades del conocimiento. Informe mundial de la UNESCO, 2005. Recuperado de http://unesdoc.unesco.org/images/0014/001419/141908s.pdf

 

Métricas de artículo

Cargando métricas ...

Metrics powered by PLOS ALM

Enlaces refback

  • No hay ningún enlace refback.




Apertura vol. 11, núm. 1, abril - septiembre 2019, es una revista científica especializada en innovación educativa en ambientes virtuales que se publica de manera semestral por la Universidad de Guadalajara, a través de la Coordinación de Recursos Informatiivos del Sistema de Universidad Virtual. Oficinas en Lerdo de Tejada 2640, colonia Arcos Vallarta, C.P. 44130, Guadalajara, Jalisco, México. Tel.: 3268-8888 ext. 18775, www.udgvirtual.udg.mx/apertura, apertura@udgvirtual.udg.mx. Editor responsable: Alicia Zúñiga Llamas. Número de Reserva de Derechos al Uso Exclusivo del Título de la versión electrónica: 04-2009-080712102200-203, e-ISSN: 2007–1094; número de Reserva de Derechos al Uso Exclusivo del Título de la versión impresa: 04-2009-121512273300-102, ISSN: 1665–6180, otorgados por el Instituto Nacional del Derecho de Autor. Número de Licitud de Título: 13449 y número de Licitud de contenido: 11022 de la versión impresa, ambos otorgados por la Comisión Calificadora de Publicaciones y Revistas Ilustradas de la Secretaría de Gobernación. Responsable de la última actualización de este número: José Mariano Isaac Castañeda Aldana, Lerdo de Tejada 2640, colonia Arcos Vallarta, C.P. 44130, Guadalajara, Jalisco. Fecha de última actualización: 29 de marzo de 2019.