Apertura. Revista de innovación educativa‏
Apertura 15

Uso de las TIC para el aprendizaje del inglés en la Universidad Autónoma de Aguascalientes

Carlos Arteaga López

Universidad Autónoma de Aguascalientes

 

RESUMEN

Este artículo muestra parte de los resultados de una investigación cuyo objetivo primordial es identificar si existe alguna relación entre el tipo de recursos tecnológicos utilizados por los alumnos del Programa de Fomento a las Lenguas Extranjeras (PFLE) de la Universidad Autónoma de Aguascalientes (UAA) y la opinión sobre estos recursos como apoyo al aprendizaje del idioma inglés. El trabajo que se realizó fue un estudio tipo encuesta; se elaboró un cuestionario en línea como herramienta de recolección de datos, que se aplicó a los estudiantes de nivel licenciatura inscritos en los cursos de inglés impartidos como parte del PFLE durante agosto-diciembre de 2010. Los resultados que se presentan dan respuesta a tres de las preguntas de investigación que guiaron el trabajo.

Palabras clave:

Uso de TIC, aprendizaje del inglés, educación superior.

 

ANTECEDENTES

En México, las demandas educativas de los estudiantes de educación superior hacia sus instituciones son cada vez mayores en cuanto a incorporación de tecnología, mejoramiento de la infraestructura escolar, renovación de planes de estudio y preparación del personal docente, por mencionar sólo algunas. Debido a ello, las instituciones deben reconocer el nuevo perfil del alumno que ingresa, como resultado de su inmersión en una sociedad con cambios tecnológicos constantes.

El estudiante de hoy busca aplicar las nuevas herramientas tecnológicas y generar procesos dinámicos dentro y fuera del aula (López, 2007). En este contexto, ha surgido la necesidad por parte de las escuelas de buscar tecnologías de información y comunicación (TIC) innovadoras ─como plataformas virtuales para la gestión del aprendizaje, o sistemas y dispositivos de procesamiento, generación y comunicación de la información─ para dar respuesta a las exigencias de la población estudiantil.

Además, junto con el desarrollo de competencias tecnológicas, el estudiante de hoy se enfrenta a la necesidad de aprender y aplicar en su área un idioma adicional a su lengua materna, principalmente el inglés, pues éste se ha convertido en una herramienta intercultural de comunicación.

El aprendizaje del inglés se encuentra dentro del currículo educacional desde niveles de educación básica; sin embargo, parece ser que el esfuerzo por incorporar este idioma desde etapas tempranas de la formación del estudiante no ha sido suficiente y los resultados de aprendizaje no han sido los deseados. Esto tal vez se deba a que la enseñanza en la que en general son instruidos y evaluados es pasiva y supone que todos los estudiantes tienen las mismas necesidades de aprendizaje, cuando en realidad "aprenden a un ritmo diverso y un único método no es igualmente apropiado para todos ni consigue los mismos resultados…" (Prato y Mendoza, 2006, p. 52).

Posiblemente, es el enfoque con que se aborda la enseñanza del inglés, un factor relevante para el éxito de los programas de instrucción. Siplenko, en Prato y Mendoza (2006), menciona los principales enfoques actuales en la enseñanza del inglés (p. 51):

  • El enfoque de traducción gramatical, centrado sólo en el aprendizaje de la traducción de textos; no considera el aspecto de comunicación del idioma.
  • El enfoque audiolingual, caracterizado por orientar el aprendizaje del idioma y hacer hincapié en el desarrollo de la destreza oral.
  • El enfoque comunicativo o funcional, que considera que el proceso de aprendizaje no es simplemente el dominio de la lengua, sino también su uso apropiado para propósitos comunicativos.

En el proceso de adquisición de una segunda lengua, se podría hacer uso de las TIC para enriquecer y favorecer cada uno de los enfoques que se mencionan, pues la mayoría de los estudiantes han convivido con las TIC de una manera natural, han crecido con ellas en muchos espacios de su vida diaria y ahora sólo las han adoptado en su quehacer educativo, aunque deben integrarlas adecuadamente a sus procesos de aprendizaje, si es que quieren desarrollar competencias o habilidades comunicativas (López, 2007).

Una de las integraciones de las TIC en el terreno de la educación mayormente puesta en práctica en la actualidad se da en el área de idiomas con el nombre de aprendizaje de lenguas asistido por computadora (CALL, por sus siglas en inglés), como nuevo método que nace de la preocupación de catedráticos e investigadores por integrar el uso de las TIC en los procesos de enseñanza y aprendizaje de idiomas. Pérez (citado en López, 2007) comenta que el aprendizaje virtual permite la interactividad y promueve la motivación, eficiencia y la mejora del conocimiento en un entorno flexible. Por tanto, "las tecnologías que se utilizan con mayor frecuencia en los niveles educativos son la computadora, el correo electrónico y la Internet, y su aplicación puede ser tan variada como permitan las circunstancias de cada plantel" (López, 2007, p. 69).

La Universidad Autónoma de Aguascalientes (UAA) realiza lo propio a través del Programa de Fomento a las Lenguas Extranjeras (PFLE), el cual apoya la formación de los estudiantes de nivel pregrado en el aprendizaje de una lengua extranjera para facilitar el acceso, el intercambio y la comprensión de la información científica, tecnológica y humanista producida en el extranjero y en nuestro país (PFLE, 2011).

Como recurso adicional en el que pueden usarse distintas herramientas tecnológicas para la formación de los estudiantes, el PFLE promueve dentro de la UAA la utilización de las instalaciones del Centro de Aprendizaje Autodirigido de Idiomas (CAADI), cuyo objetivo es contribuir a la formación integral del alumno fomentándole su capacidad de aprender a aprender.

Otra de las integraciones de las TIC ha sido llevada a cabo por los mismos estudiantes, quienes hacen uso de recursos tecnológicos cada vez más sofisticados, por necesidad o moda, y son ellos quienes "han buscado incursionar en la aplicación de estas herramientas" (López, 2007, p. 64).

Finalmente, hay que hacer mención que algunos profesores han llevado a cabo una integración de recursos tecnológicos dentro del aula por iniciativa propia, lo cual también favorece el desarrollo de las TIC dentro del campo de los idiomas.

 

DEFINICIÓN DEL PROBLEMA

Ciertas instituciones de educación superior en el ámbito mundial, incluidas algunas de México, han comenzado a introducir nuevas modalidades educativas dentro de la enseñanza del inglés, o bien, han fortalecido sus programas presenciales, a distancia o en ambientes combinados con el uso de las TIC con el objeto de desarrollar técnicas que proporcionen a los estudiantes nuevas formas de aprendizaje.

En consonancia con la tendencia nacional, la UAA ha incorporado TIC, en particular dentro del PFLE; sin embargo, no hay un estudio claro en el PFLE en el que se haga referencia o se pueda constatar qué tipo de TIC emplean los estudiantes inscritos a los cursos y en qué condiciones, así como qué opinión tienen ellos a partir de la integración de las tecnologías dentro de la asignatura de inglés. Además, no se ha registrado su opinión sobre las características de las herramientas tecnológicas disponibles en la UAA y las instalaciones en donde se encuentran.

Además, se desconoce si el uso de las TIC lo fomenta el profesor o el estudiante y qué habilidades se atienden principalmente con su utilización. Por tanto, no se sabe si contribuyen al aprendizaje de una lengua extranjera por parte del alumno, o no; lo que más se ha indagado es la opinión del profesorado frente al uso de las tecnologías, e incluso dicha opinión no es con frecuencia registrada ni medida con procedimientos serios.

Por lo anterior, queda de manifiesto que no ha existido una investigación que precise la eficiencia de la integración de recursos tecnológicos en el aprendizaje del inglés ni de qué manera se ven favorecidos los alumnos que los incorporan en sus procesos de adquisición de un segundo idioma en el área de fomento a las lenguas extranjeras.

Cabe destacar que las TIC sobre las que se indagó en esta investigación son las que, de acuerdo con Cabero (1998), "giran en torno a tres medios básicos: la informática, la microelectrónica y las telecomunicaciones; pero giran, no sólo de forma aislada, sino lo que es más significativo de manera interactiva e interconexionadas, lo que permite conseguir nuevas realidades comunicativas" (p. 2). Los recursos tecnológicos tomados en cuenta para este trabajo son: entornos de aprendizaje en línea, herramientas de videoconferencia, grupos, blogs, foros en línea, correo electrónico, mensajeros, redes sociales, documentos almacenados en línea, así como tecnología móvil, como los reproductores mp3 o similares y el teléfono celular.

 

PREGUNTAS DE INVESTIGACIÓN

  • ¿Es únicamente el alumno quien está introduciendo TIC en los cursos de inglés del PFLE?
  • ¿Qué opinión tienen los estudiantes respecto a las características de las TIC disponibles y las instalaciones en las que se encuentran?
  • ¿Qué habilidades comunicativas del inglés se practican con la tecnología disponible dentro y fuera de la universidad?

 

METODOLOGÍA

Este estudio tipo encuesta implicó el uso del cuestionario en línea como herramienta de recolección de información, el cual fue autoadministrado y estuvo compuesto fundamentalmente por preguntas cerradas. Se utilizaron cinco variables intervinientes: edad, sexo, carrera, semestre y nivel de inglés cursado; dos variables independientes: uso de las TIC y habilidad comunicativa atendida con las TIC; y una dependiente: opiniones ante las TIC.

El trabajo de campo se realizó con estudiantes de licenciatura del semestre agosto-diciembre de 2010, inscritos en los cursos extensivos de inglés pertenecientes al PFLE de la UAA, que en ese semestre sumaron 1 358. Los cuestionarios recuperados fueron 943 y se aplicaron en el aula telemática ubicada en la planta baja del edificio del CAADI, del 5 al 16 de octubre de 2010.

 

RESULTADOS

Características de los informantes

El sexo femenino predominó entre quienes respondieron la encuesta, ya que 63.5 por ciento (589) fueron mujeres y el resto, hombres, que representaron 36.5 por ciento. Lo anterior puede deberse a que en la UAA el número de mujeres inscritas a una licenciatura es mayor que el de los hombres. Poco más de 90 por ciento de los estudiantes tenían entre los diecisiete y veintidós años, edad normal de un alumno de licenciatura, aunque también hay estudiantes inscritos en los cursos que rebasaban esta edad.

Introducción de TIC en los cursos de inglés

Con este punto se indagó sobre quién o quiénes han influenciado a los estudiantes en el uso de tecnologías dentro de los procesos educativos. Se encontró que el alumno fue participante activo en la elección e introducción de este tipo de recursos en sus procesos de aprendizaje del inglés, ya que, como se muestra en la tabla 1, la mayoría de los estudiantes tuvieron acercamiento a las TIC por decisión propia

López (2007) señala que son los estudiantes, en su mayoría, quienes buscan aplicar las nuevas herramientas tecnológicas y generan distintos procesos dentro y fuera del aula. Se puede apreciar que casi 85 por ciento de ellos tuvieron un acercamiento a las TIC por su elección, aunque también se observan otro tipo de influencias.

 

Tabla 1. Acercamiento a las TIC por parte de los estudiantes (NT=943).

 

Opinión de los estudiantes respecto a las TIC disponibles y las instalaciones en las que se encuentran

En este punto se utilizó la información proporcionada por quienes respondieron la encuesta para establecer un panorama sobre su opinión ante las características de los recursos disponibles a través de las computadoras del CAADI y las instalaciones del centro.

La tabla 2 corresponde a la calidad de los recursos web del CAADI. Únicamente se muestran los resultados de los 420 alumnos que, en una pregunta filtro, afirmaron haber utilizado las computadoras del CAADI. Puede apreciarse que, en general, la opinión de los estudiantes es que la calidad de los recursos fue buena, y es la que destaca en cada uno de los elementos valorados.

 

Tabla 2. Calidad de los recursos web del CAADI (NT=420).

 

La tabla 3 muestra que la opinión de los estudiantes en general respecto a las condiciones de las instalaciones del CAADI fue de buena a excelente, lo cual da cuenta de la disponibilidad de las herramientas para los alumnos y de que el uso de tecnología se convierta en un fenómeno común.

 

Tabla 3. Condiciones de las instalaciones del CAADI (NT=420).

 

Habilidades comunicativas del inglés que pueden practicarse con la tecnología disponible y opinión de los alumnos al respecto

La opinión de los alumnos sobre las habilidades que pueden practicar con las actividades a las que acceden mediante recursos web muestra cómo las respuestas para cada aseveración están más inclinadas a la escala de acuerdo que en desacuerdo (ver tabla 4); 73.1 por ciento de los sujetos estuvieron al menos de acuerdo con utilizar recursos web para practicar reading. En la actividad listening, los encuestados manifestaron una tendencia similar, pues 73.2 por ciento se ubicaron en estas categorías de respuesta, seguida por writing, con 66.9 por ciento. Resalta que la habilidad menos practicada fue la de speaking, con 55.5 por ciento de los sujetos al menos de acuerdo ante el hecho de utilizar recursos con actividades para desarrollar esta habilidad.

Lo anterior está relacionado con los resultados del apartado correspondiente al uso de las TIC, ya que, como se observó, son las actividades de lectura y escucha las que más se practican con las tecnologías disponibles, sobre las de escritura y habla del inglés.

 

Tabla 4. Utilidad de recursos web con actividades para la práctica de las habilidades comunicativas del inglés (NT=943).

 

Los resultados respecto a la utilización de entornos de aprendizaje en línea con fines académicos por parte de los estudiantes se muestran en la tabla 5. En esta ocasión, las opiniones a favor y en contra de las aseveraciones se encuentran más equilibradas, aunque en los primeros dos aspectos hubo más gente que estuvo de acuerdo. En la utilización de recursos en línea a través de los cuales el alumno sube tareas que se le encomiendan, 53.8 por ciento estuvieron al menos de acuerdo, mientras que 46.2, en contra. En cuanto a los recursos mediante los cuales el estudiante puede ver la calificación de las tareas que sube, 54.1 por ciento estuvieron de acuerdo con utilizarlos, mientras que 45.9, no.

El apartado correspondiente a las plataformas o entornos de aprendizaje en línea mediante las que el alumno recibe retroalimentación tuvo más respuestas negativas: 53.7 por ciento estuvieron en desacuerdo en usarlos contra 46.3 que estuvieron de acuerdo.

 

Tabla 5. Utilización de plataformas o entornos de aprendizaje en línea con fines académicos (NT=943).

 

CONCLUSIÓN

Los resultados de esta investigación indican que el alumno recurre por iniciativa propia a las tecnologías en la mayoría de los casos. Esta situación necesita ser complementada por una correcta gestión por parte de los profesores, lo cual no es una tarea fácil, por la gran cantidad de herramientas disponibles y las diferentes habilidades y enfoques que se atienden con cada una de ellas, en dado caso que se utilicen correctamente, además de las implicaciones que esto tendría en la práctica docente, aspectos que pueden y deben profundizarse con otras investigaciones

Al considerar el número de alumnos inscritos en los cursos del PFLE, se observó una clara tendencia a la disminución de estudiantes inscritos conforme avanzan los niveles; al parecer, el alumno pierde interés en continuar estudiando el inglés apenas obtiene la puntuación que le asegurará tener cumplido uno más de los trámites necesarios para su titulación. Lo anterior es justificable, debido a que tal vez su prioridad esté en temas pertenecientes a la licenciatura que está cursando y no en adquirir una excelente competencia dominando el inglés; no obstante, en su ejercicio profesional, ya como egresado, posiblemente seguirá relacionado con este idioma, por lo que debería aprovechar los recursos a los que tiene acceso dentro de la universidad, más aún cuando la opinión general sobre la infraestructura tecnológica y física del CAADI es buena.

Aunque la infraestructura haya recibido opiniones favorables, los resultados muestran que existe un gran número de personas que no acuden al centro. Quizás esto se deba a que el alumno, como parte de su desarrollo académico, basa más su aprendizaje en el enfoque de traducción gramatical, sobre todo para la consulta de textos en inglés, y no se ve obligado a practicar el idioma comunicativamente, ya que el contexto en donde se desenvuelve no se lo exige. Lo anterior se ve reflejado en el bajo uso de herramientas tecnológicas que el alumno aplica para las actividades de writing y speaking, que podrían considerarse de producción más que de recepción como las de reading y listening, aunque es una situación que también se presenta en la enseñanza tradicional del inglés.

Por lo anterior, resulta de extrema importancia que se creen o se mantengan vínculos con universidades extranjeras para la práctica del idioma con personas nativas y se refuercen los clubes de conversación con este tipo de interacciones, lo que favorece la comunicación del alumno en todos sentidos para un aprendizaje integral del inglés, además de fomentar el trabajo colaborativo entre pares y aprovechar las tecnologías, entre otro tipo de beneficios.

 

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

Cabero, J. (1998). Impacto de las nuevas tecnologías de la información y la comunicación en las organizaciones educativas. En Enfoques en la organización y dirección de instituciones educativas formales y no formales. Granada: Grupo Editorial Universitario. Pp. 197-206.

López de la Madrid, M. (2007, noviembre). Uso de las TIC en la educación superior de México. Un estudio de caso. Apertura, año 7, núm. 7, pp. 63-81.

Prato, A. y Mendoza, M. (2006). Opinión, conocimiento y uso de portales web para la enseñanza del inglés como lengua extranjera. Recuperado el 30 de noviembre de 2009 de http://redalyc.uaemex.mx/redalyc/pdf/823/82330104.pdf

Programa de Fomento a las Lenguas Extranjeras (2011). Recuperado el 11 de junio de 2011 de http://pfle.dgdp.uaa.mx/visor.php#

Métricas de artículo

Cargando métricas ...

Metrics powered by PLOS ALM

Enlaces refback

  • No hay ningún enlace refback.

Comentarios sobre este artículo

Ver todos los comentarios




Indizaciones


  

Otros índices


Apertura vol. 13, núm. 2, octubre 2021 - marzo 2022, es una revista científica especializada en innovación educativa en ambientes virtuales que se publica de manera semestral por la Universidad de Guadalajara, a través de la Coordinación de Recursos Informativos del Sistema de Universidad Virtual. Oficinas en Av. La Paz 2453, colonia Arcos Sur, CP 44140, Guadalajara, Jalisco, México. Tel.: 333268-8888 ext. 18775, www.udgvirtual.udg.mx/apertura, apertura@udgvirtual.udg.mx. Editor responsable: Alicia Zúñiga Llamas. Número de Reserva de Derechos al Uso Exclusivo del Título de la versión electrónica: 04-2009-080712102200-203, e-ISSN: 2007–1094; número de Reserva de Derechos al Uso Exclusivo del Título de la versión impresa: 04-2009-121512273300-102, ISSN: 1665–6180, otorgados por el Instituto Nacional del Derecho de Autor. Número de Licitud de Título: 13449 y número de Licitud de contenido: 11022 de la versión impresa, ambos otorgados por la Comisión Calificadora de Publicaciones y Revistas Ilustradas de la Secretaría de Gobernación. Responsable de la última actualización de este número: Sergio Alberto Mendoza Hernández. Fecha de última actualización: 30 de septiembre de 2021.