Apertura. Revista de innovación educativa‏
Apertura Especial 1


La educación media superior a distancia
en México y sus efectos para la equidad educativa

Francisco Javier Chávez Maciel

Instituto Politécnico Nacional

Ma. Trinidad Murguía Ángeles

Secretaría de Educación Pública

RESUMEN

En este artículo se presenta una síntesis de la experiencia de la implantación de la educación media superior a distancia en México y sus efectos en la equidad para las poblaciones cuyas características geográficas, demográficas y sociales las marginan de la oferta educativa convencional. El estudio se enmarca en las políticas nacionales cuyos objetivos y estrategias se orientan hacia la ampliación de la oferta educativa con equidad, pertinencia y calidad, y con procedimientos relacionados con el uso de las tecnologías de la información y las comunicaciones (TIC) para hacer llegar los servicios educativos a poblaciones cuyas condiciones no justifican la creación de éstos. En el estudio se valoran algunos resultados de la experiencia en aspectos como la ampliación de la cobertura, la eficiencia del servicio y los rendimientos obtenidos por los estudiantes.

Palabras clave:

Educación media superior a distancia, equidad educativa.

 

INTRODUCCIÓN

Tradicionalmente, se ha considerado a la educación media superior en México un nivel intermedio de transición entre la educación básica y la superior, aun cuando se ha intentado disminuir el enfoque propedéutico e informativo inherente, otorgarle una identidad propia y orientarla hacia la formación de competencias. No obstante, desde el punto de vista de la cobertura y la equidad, la oferta educativa ha privilegiado las áreas de población urbanas y marginado las poblaciones pequeñas y dispersas que abundan en el país, en virtud de que sus condiciones geográficas y sociales no justifican la creación de servicios educativos convencionales en este nivel.

A raíz de esta percepción, en 1996 surgió un modelo educativo no convencional destinado a las poblaciones mencionadas y basado en el uso de las tecnologías de la información y comunicación (TIC). El servicio se denomina Educación Media Superior a Distancia (EMSAD), cuya descripción y resultados en cuanto a la equidad, pertinencia y calidad se presentan en este trabajo en cuatro apartados: en el primero se describe de manera breve el modelo educativo después de contextualizarlo en el marco de la educación media superior general y señalar sus orígenes; en el segundo se muestran algunos resultados positivos y negativos obtenidos hasta el momento; en el tercero se plantean algunas recomendaciones para la mejora; y por último, se presentan las conclusiones del estudio.

 

Relevancia del estudio

El estudio se enmarca en las políticas educativas nacionales que insisten reiteradamente en expandir y diversificar la oferta educativa nacional con relevancia, equidad y calidad. El Programa Sectorial de Educación 2007-2012, que contiene las políticas educativas federales para la presente administración, propone objetivos que tienen que ver con la calidad y la cobertura con equidad. El objetivo 2 establece: "Ampliar las oportunidades educativas para reducir desigualdades entre grupos sociales, cerrar brechas e impulsar la equidad" (p. 11). Para avanzar en la equidad, establece estrategias como el otorgamiento de becas para alumnos provenientes de hogares con ingresos económicos bajos; la ampliación de la cobertura educativa en las entidades y regiones con mayor rezago y demanda social; y el impulso a ofertas educativas diversificadas para población indígena con enfoque de género y capacidades diferentes (p. 34).

Más adelante, refiriéndose al nivel medio superior a distancia, el programa señala: "Extender la oferta de la educación abierta y a distancia a las regiones que carecen de servicios escolarizados; adecuar estas modalidades a los principios y criterios establecidos en los programas y planes de estudios y garantizar su pertinencia tecnológica y de contenidos, para consolidarlas como opciones educativas de calidad" (p. 33).

¿En qué grado se han logrado estos objetivos en los servicios de educación media superior?, ¿qué impactos han tenido los servicios de educación media superior a distancia en cuanto a la ampliación de la cobertura, la eficiencia terminal y el aprovechamiento académico de los estudiantes?, ¿qué dificultades ha encontrado la implantación?, y ¿cuál es el saldo respecto a la disminución de las desigualdades educativas?

Para responder a estas preguntas se adoptó una estrategia metodológica basada en:

  • Análisis documental.
  • Análisis de indicadores del sistema educativo nacional
  • Sistematización de experiencias de conocedores.
  • Valoración del análisis y las experiencias. 

 

SUBSISTEMA DE EDUCACIÓN MEDIA SUPERIOR EN MEXICO

La educación media superior en México es un nivel educativo intermedio entre la educación básica y la superior; adolece de una falta de identidad propia, que se traduce en una amplia diversidad de servicios con numerosas finalidades, características curriculares y orientaciones.

Fuente: elaboración propia con base en la información disponible en http://www.sems.gob.mx/aspnv/homesems.asp#. Fecha de consulta 3 de agosto de 2009.

Tabla 1. Diversidad de servicios de educación media superior en México

 

Como se puede observar, los servicios de educación media superior a distancia son una pequeña parte de la multiplicidad existente en el subsistema de educación media superior. Aún más, operan con el patrocinio de los colegios de bachilleres y, en algunos casos, de los centros de estudios científicos y tecnológicos de los estados. El objeto de este artículo se refiere a estos servicios. 

 

ORÍGENES DEL EMSAD

Aunque en el país se cuenta con una experiencia de décadas en el desarrollo de diversos sistemas educativos abiertos, semiescolarizados y, más recientemente, a distancia, que en su momento buscaron abatir el rezago educativo y elevar el grado de escolaridad promedio de la población, los diversos esfuerzos en este renglón no han impedido que prevalezca la insuficiencia de oferta para atender los sectores poblacionales en los que se manifiesta de manera más aguda la falta de acceso a las oportunidades educativas, como son las personas en condiciones de marginación, aislamiento geográfico, entre otras.

En este contexto, ante las limitaciones de poder dar atención adecuada a la demanda educativa, específicamente en el tipo medio superior, en 1996 la Secretaría de Educación Pública formó una comisión interinstitucional integrada por personal del Instituto Politécnico Nacional y la Dirección General del Bachillerato, la entonces Unidad de Televisión Educativa (hoy Dirección General) y la Unidad de Telesecundaria, con el apoyo técnico y financiero del Instituto Latinoamericano de la Comunicación Educativa (ILCE). Dicha comisión tuvo como encomienda diseñar y preparar la creación de una nueva oferta educativa del tipo medio superior; así, surgió el programa denominado Educación Media Superior a Distancia (EMSAD), a fin de contar con una opción dirigida a la población que, por diversas circunstancias, no podían tener acceso a las formas convencionales en este nivel educativo.

 

CARACTERÍSTICAS DISTINTIVAS

Los principales aspectos que han caracterizado al programa EMSAD desde sus inicios son:

  • Promoción del estudio independiente, que se favorece por medio de la utilización de los elementos de un paquete didáctico, especialmente las guías de aprendizaje, que fueron desarrollados a fin de orientar al estudiante para que asuma la responsabilidad de su propio aprendizaje. El apoyo didáctico no se centra en el uso de un solo medio, sino que se hace confluir diversos apoyos que faciliten el proceso educativo.
  • Impartición de la asesoría por campo de conocimiento y no por asignatura, a través de la cual se articulan los diferentes elementos del modelo, y se permite, además, la operación académica con recursos humanos mínimos.
  • No se centra en la relación tradicional maestro-alumno, dado que en esta modalidad se concibe el proceso de enseñanza- aprendizaje como una comunicación en ambos sentidos, en la que asesores y estudiantes se retroalimentan de modo continuo y permanente.
  • Incorporación de recursos tecnológicos, como la señal de la Red Edusat, a través de la cual se ofrece la transmisión de los programas televisivos que apoyan el currículo; la conexión a Internet como medio de información y comunicación.
  • Utilización de la infraestructura ya instalada. Ha sido una pretensión original el que el EMSAD opere en una amplia diversidad de sitios: compartiendo instalaciones con otras instituciones educativas, en construcciones improvisadas, en espacios prestados o donados por las comunidades y autoridades locales; no obstante, cada vez ha sido mayor el número de casos en los cuales las autoridades responsables se han preocupado por dotar de espacios propios y adecuados.
  • No compite con otros servicios de educación media superior, dado que se ha establecido como un criterio para la autorización de un centro EMSAD, que no exista otra oferta de este tipo educativo en un radio de 30 kilómetros a la redonda de la localidad donde se proponga instalar, con lo cual se garantiza que el servicio educativo se brinde en los lugares donde en realidad se requiere.
  • El modelo se adapta a diferentes variantes de operación: escolarizada, semiescolarizada y abierta, ello gracias a que los elementos integrantes del modelo permiten la flexibilidad suficiente, de forma tal que es posible adaptar su instalación en las distintas modalidades.

 

MODELO EDUCATIVO

Plan de estudios

El modelo educativo del EMSAD adopta el plan de estudios del bachillerato general, el cual abarca tres componentes: a) la formación básica o de cultura general, que brinda una formación en lo que se considera como mínimo indispensable para un bachiller. Se compone de los campos de conocimiento de: a) lenguaje y comunicación; matemáticas; ciencias naturales e histórico social; b) la formación propedéutica, que aborda temáticas más específicas de las disciplinas, para apoyar en el curso de los estudios superiores, sin que lo anterior signifique una preespecialización; y c) la formación para el trabajo, que tiene como finalidad la capacitación para el desarrollo de aptitudes y actitudes necesarias en un campo laboral concreto. 

 

PAQUETE DIDÁCTICO Y EQUIPAMIENTO

Está integrado por un conjunto de materiales de tipo impreso, audiovisual e informático; la mayor parte de ellos han sido diseñados ex profeso para apoyar el proceso educativo de los estudiantes:

  • Material impreso. Se integra con guías de aprendizaje, libros y compilaciones. Los dos últimos son de índole comercial. La guía es un material elaborado específicamente para cada asignatura y tiene como propósito brindar al estudiante los elementos de carácter autoadministrable que le permitan: a) identificar los contenidos de aprendizaje y las actividades que debe realizar para construir el conocimiento; y b) reconocer su nivel de entrada al proceso educativo, así como distinguir avances y dificultades.
  • Material audiovisual. Se compone de programas de televisión y audiocintas. Los primeros presentan la información de manera ágil e ilustrativa y ponen al estudiante en contacto visual con los contenidos educativos, aspecto que difícilmente se puede presentar en el material escrito. Dichos programas fueron elaborados por la Dirección General de Televisión Educativa en coordinación con la Dirección General del Bachillerato, correspondientes al núcleo de formación básica, y su transmisión se realiza a través del canal 12 de la Red Edusat. Las audiocintas tienen como propósito apoyar el aprendizaje en las asignaturas de lenguaje adicional al español.
  • Software educativo. En este rubro se ha utilizado lo que existe en el mercado; por ejemplo, materiales en formato CD y DVD que permiten reforzar los contenidos abordados en las asignaturas, y apoyar al estudiante en su proceso de aprendizaje; asimismo, con el acceso a la red Internet se fortalecen las habilidades para la búsqueda y selección de información.
  • A cada centro se le dota de antena, televisor, video casetera, computadoras e impresoras.
  • Actualmente, se busca que la mayoría de los centros cuenten con el servicio de Internet (no hay información sobre el número que sí lo tienen y cuántos no).

 

ASESORÍA

La asesoría es concebida como parte del trabajo docente para lograr integrar los diferentes elementos que intervienen en el modelo; a través de ella se busca orientar el proceso educativo con el fin de que el estudiante pueda desarrollar estrategias de aprendizaje, a efecto de facilitar el estudio independiente.

La asesoría se subdivide en individual y grupal. En la individual se aclaran, refuerzan y profundizan los contenidos temáticos y los aspectos pedagógicos, mientras que en las grupales, sin excluir lo anterior, se propicia la interacción entre el estudiante y los docentes, la socialización del aprendizaje y el tratamiento de los temas de mayor dificultad.

La idea original fue que el asesor cumpliese, a la vez, una función psicopedagógica y disciplinaria, entendiendo la primera como la introducción al estudiante en el conocimiento del modelo, ponerlo en contacto con herramientas metodológicas para el estudio independiente, auxiliarlo en la programación de sus actividades de aprendizaje y llevar a cabo el seguimiento académico. La función disciplinaria, en tanto, se conceptualizó como una orientación al estudiante acerca de la utilización de los medios que le permitan construir el aprendizaje, así como aclarar las posibles dudas relacionadas con los contenidos de las asignaturas integradas a cada campo de conocimiento.

 

EVALUACIÓN

El programa de EMSAD considera los tipos de evaluación diagnóstica (al inicio del curso y durante la asesoría), formativa y sumativa (que se aplican en el trabajo con los materiales y durante la asesoría) y puede realizarse de modo individual o grupal.

La evaluación tiene dos componentes en la modalidad: la que emplea el propio asesor durante el curso, de acuerdo con su planeación académica, y la que se aplica al término de cada semestre por un área central que coordina la operación del programa a escala federal. La primera representa 80% de la calificación final del estudiante y la segunda, 20%.

 

ACCIÓN SOCIAL

Esta es una actividad extracurricular por medio de la cual se pretende establecer un mayor vínculo entre los estudiantes, guiados por sus asesores, con la sociedad y el ámbito productivo de las localidades donde opera esta oferta educativa, a través de proyectos orientados a promover la salud, la educación, el desarrollo comunitario y proyectos de producción y comercialización de bienes locales. También se incluyen programas a realizarse en el propio centro educativo, como clubes deportivos y culturales, procesos de alfabetización, entre otros, que favorezcan la formación integral de los estudiantes.

 

OPERACIÓN Y RESULTADOS

Inicio de operaciones

Las primeras actividades académicas del EMSAD se iniciaron en 1997, en sus primeros cinco centros de servicios: uno en Quintana Roo; dos en Baja California Sur; y dos más en el Distrito Federal y Tlaxcala, respectivamente, todos ellos con una matrícula global de 413 estudiantes. En el ciclo académico 2007-2008, el número de centros ascendía a más de 750, distribuidos en las 32 entidades federativas, con una matrícula mayor a los 70 700 estudiantes, con lo cual se puede apreciar el rápido crecimiento de este programa y su amplia extensión en el territorio nacional.

tabla2
Fuente: elaboración propia con base en: Secretaría de Educación Pública (2009), Sistema de indicadores y pronósticos: http://www.sep.gob.mx/wb/sep1/sep1_Estadísticas. Fecha de consulta 28 de julio de 2009. 

Tabla 2. Crecimiento del EMSAD (1997-2008)

 

Los centros de servicios son coordinados, por decisión de las autoridades educativas de cada entidad federativa, de manera directa por los organismos descentralizados estatales denominados Colegio de Bachilleres y Colegio de Estudios Científicos y Tecnológicos, excepto en los estados de Colima y Nayarit, donde la operación es responsabilidad directa de las respectivas secretarías de Educación; su creación depende de la solicitud del servicio educativo por parte de las mismas autoridades, con la presentación de un estudio de factibilidad, el cual es dictaminado por la SEP y, en caso de resultar positivo, se procede al establecimiento del servicio, amparado en el convenio de colaboración y coordinación que suscriben la Federación y el Estado. Este instrumento jurídico establece que el costo de la operación del servicio se financie a partes iguales por ambos órdenes de gobierno, excepto en el primer ciclo escolar, durante el cual la Federación aporta 100 % del costo con el fin de que un monto igual aporte la entidad y lo destine al equipamiento del centro.

La estructura de recursos humanos planteada desde su origen y que continúa vigente a la fecha se compone de dos a cuatro administrativos y cinco docentes, según el modelo de operación autorizado, que depende del rango de matrícula que se atiende en cada centro de servicios y, como se señaló, se trata de un esquema de personal mínimo necesario. 

tabla3
Fuente: elaboración propia con base en: Ma. Trinidad Murguía Ángeles (2007), "Programación detallada para la atención de la demanda en la educación media superior, superior y capacitación (Prodet)". Reporte de trabajo profesional para obtener el título de Actuaria, Facultad de Ciencias, UNAM.

Tabla 3. Estructura de recursos humanos por modelo

 

Como puede observarse, los recursos humanos son inferiores comparados con los que se asignan a otros tipos de planteles; a manera de ejemplo se presenta en la tabla 4 la plantilla de personal de un colegio de bachilleres.

tabla4
Fuente: elaboración propia con base en: Ma. Trinidad Murguía Ángeles (2007), "Programación detallada para la atención de la demanda en la educación media superior, superior y capacitación (Prodet)". Reporte de trabajo profesional para obtener el título de Actuaria, Facultad de Ciencias, UNAM.

Tabla 4. Comparación de las plantillas de personal del EMSAD y de un colegio de bachilleres (COBACH)


Por otra parte, las instalaciones en que operan los centros son proporcionadas por las comunidades, y se encuentran funcionando en diferentes espacios físicos, como escuelas secundarias, primarias, casas ejidales, presidencias municipales, entre otras. Lo anterior repercute directamente en un abatimiento sustancial en el costo del servicio. 

 

RESULTADOS DE LA OPERACIÓN

Con el propósito de establecer parámetros que permitan verificar la calidad de los servicios educativos que se ofrecen en los centros EMSAD, seseleccionaron dos indicadores importantes relacionados con dos de los principales retos previstos en los últimos programas sectoriales: cobertura y calidad; los indicadores son la eficiencia terminal y el nivel de desempeño académico de los egresados. Respecto a la primera, a partir de 2001, los índices muestran porcentajes bastante cercanos a la eficiencia terminal promedio para todo el tipo medio superior, y en algunos casos resultó incluso superior a este promedio nacional. Esta comparación pone de manifiesto que el potencial del programa en cuanto a la retención y promoción académica de los estudiantes es relativamente exitoso.

tabla5
Fuente: elaboración propia con base en: Secretaría de Educación Pública (2009), Sistema de indicadores y pronósticos: http://www.sep.gob.mx/wb/sep1/sep1_Estadisticas. Fecha de consulta: 28 de julio de 2009. 

Tabla 5. Comparación de la eficiencia terminal del EMSAD con la de la educación media superior (2000-2008)


En cuanto al desempeño académico, esta variable se ha venido valorando a partir de las evaluaciones de egreso aplicadas mediante un instrumento desarrollado por el Centro Nacional para la Evaluación de la Educación Superior (Ceneval), el cual estima los conocimientos y habilidades desarrollados por los estudiantes una vezque concluyen sus cursos en este modelo educativo. Los resultados en este renglón también se acercan a las medias nacionales para todo el tipo medio superior, y se encuentra desde 2001 hasta 2008 una variación promedio respecto a éstas de 51 puntos en la escala Ceneval, que va de 700 a 1300 puntos.

tabla6
Fuente: Dirección General del Bachillerato (2008), Educación media superior a distancia.

Tabla 6. Comparación del desempeño académico de los estudiantes del EMSAD con los de la educación media superior (2000-2008)

 

PAPEL DEL EMSAD EN EL AVANCE A LA COBERTURA Y EQUIDAD

A través de los centros de servicios EMSAD, se han atendido a miles de estudiantes recién egresados de secundaria, habitantes de zonas rurales y aisladas geográficamente, de muy escasos recursos económicos, pertenecen a familias en las que los padres tienen niveles de escolaridad muy bajos o son analfabetas; algunos de ellos son parte de los grupos indígenas que hay en nuestro país.

Los centros de servicios EMSAD han constituido, en la mayor parte de los casos, la única alternativa para que los jóvenes de comunidades alejadas de las zonas urbanas, ubicadas en lugares aislados o de difícil acceso, cuenten con la atención educativa del tipo medio superior, los cuales habrían quedado sin continuar sus estudios más allá de la educación básica, en ausencia de oportunidades educativas.

El programa de EMSAD ha buscado ofrecer una opción educativa de calidad y contribuir al crecimiento de los servicios de atención educativa, al coadyuvar a subsanar los efectos negativos de la marginalidad de algunas poblaciones en materia educativa.

Cabe destacar, asimismo, que en virtud del rango de edad y tipo de población que atiende, en este programa se refuerza el proceso de formación de la personalidad de los jóvenes, y se constituye en un espacio educativo valioso para la adopción de valores y el desarrollo de actitudes para la vida en sociedad. Asimismo, las características que determinan al modelo educativo permiten que, a través de la orientación de los asesores y de la disponibilidad de los apoyos didácticos, como son las guías de aprendizaje, los programas televisivos transmitidos por la Red Edusat y, en algunos casos, la conectividad mediante recursos informáticos, el estudiante se ponga en contacto con los avances científicos y tecnológicos, y que desarrolle mayores habilidades para su formación, en particular, para el estudio independiente; de este modo, se facilita que los estudiantes incrementen capacidades analíticas, fomenten la aplicación de los conocimientos para resolver problemas prácticos y se promueva un aprendizaje a lo largo de la vida, a través de la educación centrada en este último.

Otro beneficio derivado del establecimiento de este programa en las localidades donde opera, se refiere a los esfuerzos realizados por las instituciones responsables de operarla, al incluir a los estudiantes de los centros de servicios en programas de becas.

 

PRINCIPALES DIFICULTADES

No obstante los elementos positivos que se han destacado en la operación del programa EMSAD, es una realidad insoslayable que también se han enfrentado problemas para su desarrollo y óptimo funcionamiento. Al respecto, podemos apuntar las siguientes dificultades, como aquellas que representan una mayor relevancia para su mejor desarrollo:

  • La premisa de aprovechar la infraestructura ya instalada en las comunidades para los centros de servicios de EMSAD, originalmente intentó ser una ventaja al no demandarse recursos cuantiosos como por lo general se requiere para la construcción de espacios educativos tradicionales; sin embargo, con el paso del tiempo, esta condición ha representado una verdadera limitante, ya que, con ese supuesto, se ha dejado de proveer de las instalaciones idóneas para brindar el servicio educativo, con el correspondiente efecto adverso para la operación de este programa y en perjuicio de la población a la que se atiende.
  • Se ha comentado que uno de los aspectos que caracterizan al programa EMSAD es la flexibilidad de su modelo, el cual puede adaptarse a diferentes variantes de operación; no obstante, en una gran parte de los casos, dicha característica no es debidamente aprovechada, ya que la prestación del servicio educativo ha de enfrentarse a las resistencias tanto de los prestadores como de los beneficiarios; por un lado, existe una fuerte renuencia de los administradores y asesores del programa para abandonar los esquemas tradicionales de enseñanza y, por otra, las poblaciones a las que se atiende presentan un rechazo a las formas no convencionales de educación, debido a prejuicios idiosincrásicos, por lo que la operación tiende con fuerza a la escolarización tradicional.
  • Otra de las características del modelo que ha llegado a constituirse en una limitación severa es el haber concebido la operación de los centros de servicios EMSAD con una estructura de recursos humanos mínimos y con la infraestructura administrativa existente en el organismo responsable, lo cual garantizaba su bajo costo, pero también ha sido una restricción importante, dado que las reformas curriculares y el creciente nivel de demanda por el servicio requieren una mayor amplitud, tanto en el número de personal adscrito y en la carga horaria de éste como en el personal de apoyo y supervisión del modelo.
  • La propia naturaleza de las localidades donde opera este programa conlleva una serie de carencias en la atención educativa, ya que muchas veces el aislamiento geográfico, así como la falta de servicios públicos (luz, telefonía, transporte y vías para la conectividad) limitan fuertemente el acceso a las diferentes alternativas para coadyuvar al proceso educativo, como podrían ser bibliotecas y otras fuentes de consulta y apoyo didáctico, acceso a Internet, vinculación con instituciones de educación superior, entre otras.

 

RECOMENDACIONES

No obstante, es pertinente tener en cuenta algunas posibles recomendaciones que podrían, de llevarse a la práctica, elevar el potencial de esta oferta educativa para contribuir a una mayor calidad educativa y, por ende, a una mejor realidad social, a saber:

  • El establecimiento de criterios normativos, a fin de dotar de la infraestructura pertinente y adecuada para la prestación del servicio educativo, de acuerdo con las demandas de la matrícula potencial.
  • La ampliación de la estructura de recursos humanos y la suficiencia de cargas horarias para dar soporte irrestricto a las necesidades curriculares y particulares de los estudiantes.
  • El desarrollo de procesos de seguimiento de egresados que faciliten la determinación precisa del grado de beneficio en cuanto al mejoramiento de las condiciones socioculturales de los estudiantes atendidos mediante este programa.
  • La flexibilización de los criterios y acuerdos interinstitucionales para autorizar la creación de los centros de servicios, de manera que se diversifique y extienda la atención educativa a las poblaciones objetivo.

 

CONCLUSIONES

  • Con base en lo antes expuesto, es posible apreciar que un programa como EMSAD ha representado a lo largo de más de una década de operación una importante alternativa para los sectores de la población que, debido a sus circunstancias socioculturales, históricamente se han visto expuestos a condiciones de marginación, desatención, falta de equidad y, en general, con pocas oportunidades para que puedan superarlas y trascenderlas.
  • Ha desempeñado, asimismo, un papel relevante como promotor de la participación y superación de las nuevas generaciones, dentro de los ámbitos de la familia y la vida comunitaria, así como en el campo del trabajo y la economía de las localidades donde opera.
  • El programa educativo ha favorecido la permanencia y arraigo de los jóvenes en sus comunidades de origen, al fomentar el desarrollo social y económico de las localidades. Al mismo tiempo, la instalación de centros de servicios ha permitido a los jóvenes, además de la formación en conocimientos y habilidades necesarias para continuar sus estudios superiores, contar, en algunos casos, con las capacidades para incorporarse a la oferta laboral.
  • Los resultados han sido bastante satisfactorios, sobre todo si se consideran las condiciones desventajosas en las que se ofrece muchas veces el servicio educativo; por ello, los datos tanto de la eficiencia terminal como del aprovechamiento académico hay que valorarlos en su justa dimensión, y tomar en cuenta las situaciones de marginación geográfica y socioeconómica, así como el contraste de su infraestructura y servicios educativos disponibles, con respecto a una modalidad escolar que se brinda en un plantel convencional.
  • El programa EMSAD ha sido fuente generadora de miles de empleos (considerando la planta docente y el personal administrativo) en las comunidades de baja densidad poblacional que, por sus características y ubicación, difícilmente hubiesen promovido esta oferta de trabajo. En resumen, el programa EMSAD puede describirse como una opción razonablemente efectiva y eficiente para coadyuvar a combatir la prevaleciente inequidad a lo largo y ancho del territorio nacional, a través de la ampliación de la cobertura a la demanda educativa y del mejoramiento del nivel de vida en las poblaciones más urgidas de apoyo y desarrollo social.

 

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

Dirección General del Bachillerato (2008), Educación media superior a distancia. México.

Murguía Ángeles, Ma. Trinidad (2007), "Programación detallada para la atención de la demanda en la educación media superior, superior y capacitación (Prodet)". Reporte de trabajo profesional para obtener el título de Actuaria, Facultad de Ciencias, UNAM.

Secretaría de Educación Pública (2007), Programa Sectorial de Educación 2007-2012: Fecha de consulta: 3 de junio de 2009.
http://www.sep.gob.mx/wb/sep1/programa_ sectorial

--------(2009), Sistema de indicadores y pronósticos: Fecha de consulta: 28 de julio de 2009.
http://www. sep.gob.mx/wb/sep1/sep1_Estadisticas

 

 

Métricas de artículo

Cargando métricas ...

Metrics powered by PLOS ALM

Enlaces refback

  • No hay ningún enlace refback.




Apertura vol. 11, núm. 1, abril - septiembre 2019, es una revista científica especializada en innovación educativa en ambientes virtuales que se publica de manera semestral por la Universidad de Guadalajara, a través de la Coordinación de Recursos Informatiivos del Sistema de Universidad Virtual. Oficinas en Lerdo de Tejada 2640, colonia Arcos Vallarta, C.P. 44130, Guadalajara, Jalisco, México. Tel.: 3268-8888 ext. 18775, www.udgvirtual.udg.mx/apertura, apertura@udgvirtual.udg.mx. Editor responsable: Alicia Zúñiga Llamas. Número de Reserva de Derechos al Uso Exclusivo del Título de la versión electrónica: 04-2009-080712102200-203, e-ISSN: 2007–1094; número de Reserva de Derechos al Uso Exclusivo del Título de la versión impresa: 04-2009-121512273300-102, ISSN: 1665–6180, otorgados por el Instituto Nacional del Derecho de Autor. Número de Licitud de Título: 13449 y número de Licitud de contenido: 11022 de la versión impresa, ambos otorgados por la Comisión Calificadora de Publicaciones y Revistas Ilustradas de la Secretaría de Gobernación. Responsable de la última actualización de este número: José Mariano Isaac Castañeda Aldana, Lerdo de Tejada 2640, colonia Arcos Vallarta, C.P. 44130, Guadalajara, Jalisco. Fecha de última actualización: 29 de marzo de 2019.